cover photo

Manuel

manuel-jf@zotum.net

¡Bienvenido / Bienvenida !

 
Manuel
 Zotlandia last edited: Thu, 15 Apr 2021 17:35:01 +0200  
Estas frases performativas -en franco retroceso, como advierte el autor de este entretenido artículo - son realmente raras, frases cuyo significado es su mera enunciación: no tienen otro. Yo también me recuerdo haciendo una cruz con el pulgar y el índice y diciendo con la voz más sólida posible "te lo juro". ..

Hacer juramentos es una tradición de tiempos bíblicos, pero la existencia de una “palabra de honor” no es tan antigua en nuestro idioma.


Palabra de honor

Image/photo

Hace mucho que no me piden afirmar algo bajo “palabra de honor”. En todo caso me dicen: “Firme en la línea punteada”.

Cuando era niño, me censuraban los adultos si decía “te lo juro”. Porque de cierto Jesús había declarado: “No juréis en ninguna manera; ni por el cielo, porque es el trono de Dios; ni por la tierra, porque es el estrado de sus pies; ni por Jerusalén, porque es la ciudad del gran Rey. Ni por tu cabeza jurarás, porque no puedes hacer blanco o negro un solo cabello. Pero sea vuestro hablar: Sí, sí; no, no; porque lo que es más de esto, de mal procede”.

Y aunque decir “te lo juro” era mero sinónimo de “te lo aseguro”, el juramento entrañaba una hechicería que se escapaba a mi mente infantil. Según la antigua Academia, un juramento es la “afirmación o negación que se hace llamando a Dios por testigo de su verdad, o explícitamente nombrándole o implícitamente en las criaturas en quien resplandece su bondad, poder y sabiduría”. Aquí hay una superchería que se me escapa. Nunca entendí qué significaba jurar por la madre; menos aún por la difunta madre. O eso de “lo juro por esta” y darse un beso en pulgar e índice hechos rosca. En Estados Unidos me veía jurando decir “la verdad y nada más que la verdad”, pero imposible asumir “toda la verdad”.